Solidaridad con los trabajadores y el pueblo argentino

La clase trabajadora de la Argentina realizan una gesta histórica este miércoles 24 de enero con la realización de una huelga general con movilizaciones en todo el país, contra el gobierno de Milei y su paquetazo entreguista y antiobrero.

Los trabajadores y trabajadoras peruanos estamos en el deber de expresar nuestra solidaridad con esta lucha, que es parte de la lucha que también libramos aquí contra la patronal y el imperialismo, tal como lo están haciendo centrales y sindicatos en todo el mundo.

La Argentina está en crisis desde hace años, con una inflación que a diario esfuma los salarios y una deuda externa cada vez más impagable, que han hundido en la desesperación a las grandes mayorías y que la patronal busca resolver con un shock, ajustando más a los trabajadores y pobres y entregando más al país, para darle un nuevo impulso a los negocios empresariales.

El gobierno de Milei, recién asumido el 10 de diciembre y surgido del fracaso estrepitoso del peronismo y por la ausencia de una verdadera salida independiente de los trabajadores, se inauguró aplicando un decreto (DNU) que arrasa con todo tipo de derechos y conquistas sociales y presentó un mega proyecto de ley que intenta recortar o derogar otras, como privatizar empresas estatales y desregular todo, para entregar la economía al libre albedrío de los monopolios y oligopolios.

La clase obrera argentina ha sufrido innumerables ataques en su historia, pero nunca un ataque tan descomunal como el que ahora se pretende y que significa más alzas de precios, despidos masivos, nuevos tarifazos y la liquidación de todos los bienes públicos, acompañado por nuevas medidas represivas como la que prohíbe las manifestaciones en las calles y los llamados cortes de rutas, ampliando la criminalización de la protesta con la que ya llevó a la cárcel a muchos luchadores, entre ellos a compañeros del PSTU, nuestro partido hermano en dicho país.

En este contexto se produce la convocatoria a la huelga del miércoles 24 realizada por todas las centrales, incluida la CGT, que pese a su dirección burocrática y su inclinación “negociadora”, son obligadas por el inmenso empuje que viene de abajo y en la que juega un destacado rol la izquierda combativa y una numerosa vanguardia obrera organizada de manera autónoma e independiente.

Mientras la burocracia busca “negociar” las medidas de Milei, la izquierda revolucionaria plantea la implementación de un plan de lucha hasta la derrota del gobierno y su plan, en la perspectiva de abrir una salida independiente y de los trabajadores en la Argentina, y de la que el paro del 24E debe inscribirse como el primer paso.

La causa de los trabajadores y trabajadoras argentinas es de toda la clase obrera mundial porque en todas partes enfrentamos los mismos ataques. Solo en Perú, los despidos y ceses colectivos son pan del día, no hay empleo, se encarece la vida y las penurias sociales van en aumento de la mano de un gobierno no solo corrupto sino sobre todo ilegítimo porque se impuso asesinando medio centenar de luchadores y por cuya causa no solo debe caer sino deben ir a la cárcel Boluarte, Otárola y Cía.

Este motivo es y sería suficiente para mostrar nuestro apoyo a la lucha del pueblo argentino, pero además nos une con ella una larga historia de solidaridad y unidad en la lucha antiimperialista como fue en la guerra de Las Malvinas, y la amplia solidaridad que desplegaron en la lucha contra el golpe reaccionario de Boluarte, lo que hace de nuestro apoyo un compromiso mayor de hermandad y de clase.

Llamamos a las organizaciones sindicales, populares y de la juventud, a los activistas y luchadores, a manifestarnos en la Embajada de Argentina (Calle Las Flores 326, San Isidro), llevando cada cual sus propias banderas. Nosotros, el PST lo haremos a las 5.00 p.m.

¡Viva el Paro del 24E de la CGT y trabajadores argentinos!

¡Abajo el DNU y la ley ómnibus de Milei!

Historias relacionadas