¡NI CON VIZCARRA NI CON EL CONGRESO! ¡LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO POBRE NECESITAN ORGANIZAR SU MOVILIZACIÓN INDEPENDIENTE PARA IMPONER SU PROPIA AGENDA DE LUCHA!

Foto: Expreso

Lima, 14 de septiembre de 2020

Los trabajadores y trabajadoras del país asistimos a un nuevo show protagonizado por el gobierno y el congreso: la moción de vacancia presentada contra Vizcarra, a partir de la publicación de tres audios relacionados al caso “Richard Swing”.
El show, armado por un sector de los partidos presentes en el Congreso, pone en evidencia la puja de los diversos partidos del régimen – todos embarrados por casos de corrupción – por posicionarse de cara al inicio del proceso electoral que culminará en las elecciones generales de 2021. Justo cuando los contagios en las fábricas y minas del país, así como las muertes (más de 65 mil muertes atribuibles al COVID) no cesan, y los despidos en diversas empresas son pan de cada día.

Por eso es urgente preguntarnos ¿Cuál es la postura que debemos adoptar para defender los intereses genuinos de la clase trabajadora?

LOS PARTIDOS DEL CONGRESO ESTÁN DE CACERÍA

Las verdaderas intenciones de los partidos congreso distan mucho de querer moralizar al país. Cada uno de ellos tiene sus propios casos de corrupción, y resultan ser tan o más impresentables que el propio gobierno.
¿Entonces qué pretenden? Mientras la posibilidad de que la vacancia prospere pierde fuerza, la aventura iniciada por Alarcón parece un sin sentido. Sin embargo, desde el punto de vista electoral, el intento de vacancia puede ser muy bien capitalizado, al desmarcarse completamente del gobierno y su política genocida frente a la pandemia.
Es una táctica que esos mismos sectores del congreso ya han utilizado al votar leyes como las de las AFP’s y la ONP, ganándoles algunas simpatías.
Sin embargo, en lo fundamental, el Congreso ha sido cómplice de la política de Vizcarra frente a la pandemia y frente a la ola de despidos que recorre el país.

VIZCARRA QUIERE RECUPERAR FUERZA

Por su parte, Vizcarra quiere utilizar esta coyuntura para recuperar la popularidad perdida por el evidente fracaso de su política frente a la pandemia. Y el Congreso – su piñata favorita – se ha vuelto a poner en la mira.
Vizcarra quiere que olvidemos que él es el principal responsable de las muertes y crecientes contagios que padecemos quienes no tenemos otra forma de garantizar nuestra subsistencia que saliendo a trabajar.
Con el reinicio de las actividades productivas, en único interés de la explotación capitalista, Vizcarra abrió las puertas de par en par a los contagios y muertes, llevándonos a un verdadero genocidio.
Por otra parte, fue él quien permitió la suspensión perfecta de labores y la entrega de varios miles de millones de soles a la banca privada, mientras otorgaba mal, tarde – y muchas veces nunca – bonos miserables que no han servido para palear los gastos de millones de familias.
Por eso el pueblo trabajador no tiene nada que hacer corriendo en apoyo de Vizcarra.

LA IZQUIERDA APOYA – UNA VEZ MÁS – AL GOBIERNO

Para variar, las organizaciones que se dicen de izquierda, como el Frente Amplio (FA) que está en el Congreso, o Nuevo Perú (NP) que pretende encabezar una lista “de izquierda” en 2021, han terminado en la tribuna del gobierno.
Levantando una supuesta amenaza contra la “democracia”, estas organizaciones se han posicionado con el gobierno, no solo pasando por agua tibia las acusaciones que se le imputan, sino que colocando su presencia en las organizaciones populares al servicio de defender al gobierno.
Con esto, una vez más, pintan al enemigo como amigo, e hipotecan su independencia a Vizcarra. Tal como hicieron el año pasado ante el cierre del congreso. Solo para terminar siendo vapuleados por el propio Vizcarra y por la población en las urnas.
Sin embargo la consecuencia más peligrosa de esa política es que confunden a la clase trabajadora, y la desarman antes sus enemigos.

NECESITAMOS MOVILIZARNOS PARA PONER POR DELANTE LA AGENDA DE LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO POBRE

En esta coyuntura, es crucial para los trabajadores y trabajadoras defender su independencia. Lo decimos fuerte y claro: NO DEFENDEMOS A VIZCARRA, RESPONSABLE DEL GENOCIDIO QUE PADECE HOY EL PUEBLO POBRE, Y RESPONSABLE DE LOS DESPIDOS QUE RECORREN EL PAÍS. TAMPOCO APOYAMOS A VACANCIA INTERESADA QUE IMPULSAN LOS PARTIDOS DEL CONGRESO.

Desde el Partido Socialista de los Trabajadores, llamamos a las organizaciones obreras y populares a organizar y desarrollar su movilización independiente, contra Vizcarra y contra el Congreso, para que se atiendan las necesidades urgentes: Prohibición de despidos y ceses colectivos. Reposición de todas las personas despedidas. Fin a la suspensión perfecta de labores. Salario mínimo universal mientras dura la emergencia. Pruebas moleculares masivas, casa por casa. Medicinas y oxígeno gratuitos para la población que lo requiere. Impuesto a la riqueza para financiar las medidas necesarias para hacer frente a la emergencia. Cuarentena con salario, comida y medicinas para detener el avance del virus.
Demandas que solo podremos imponer con nuestra lucha, derrotando la política genocida de Vizcarra-CONFIEP y el congreso cómplice.

En ese marco, exigimos que las direcciones de las centrales sindicales, como la CGTP, rompan su política de conciliación con el gobierno, salgan del acuerdo nacional y del consejo nacional del trabajo, y se pongan a la cabeza de convocar un paro nacional que aglutine todas las luchas de los trabajadores y el pueblo. Está en sus manos facilitar una respuesta unitaria, independiente y nacional de la clase obrera y el pueblo pobre en defensa de su vida y su trabajo.


¡PARO NACIONAL PARA DEFENDER LA VIDA Y EL TRABAJO!
¡QUE SE VAYAN TODOS!