Artículos

El mundo se moviliza contra Donald Trump

Por: La Voz de los Trabajadores, Estados Unidos Las inauguraciones presidenciales suelen ser el momento de celebrar “la grandeza de la democracia americana”. Pero, esta vez protestaron decenas de miles de estudiantes de secundaria y muchos trabajadores y estudiantes universitarios, mostrando que Trump es el presidente menos popular y más odiado que los EE.UU. hayan nombrado.

CHICAGO, IL - MAY 01: Demonstrators participate in a May Day march on May 1, 2013 in Chicago, Illinois. Hundreds of protestors participated in the two-mile march from the city's West side into the Loop. The majority of the marchers were protesting for immigration reform. (Photo by Scott Olson/Getty Images)

Algunas de las protestas y acciones de la toma de posesión mostraron las semillas de una movilización sostenida que está tomando forma en el país. Pero, lo que también quedó claro el 20E es que el gobierno está listo para usar los métodos más brutales de represión. En Washington DC, 230 activistas fueron arrestados el día de la toma de posesión y están siendo acusados de delitos graves que podrían conllevar hasta 10 años de prisión y 250.000 dólares en multas. Los arrestos se llevaron a cabo sin ninguna advertencia y discriminación, como se esperaba, por lo que muchos médicos, periodistas y observadores legales terminaron arrestados.

La Marcha de Mujeres: un hito histórico
El sábado 21 de enero más de tres millones de residentes estadounidenses salieron a las calles para participar en la Marcha de Mujeres. ¡Esto la convirtió en la manifestación nacional más grande de la historia de los Estados Unidos! La participación masiva superó las capacidades de los grupos liberales para dirigir la marcha. Millones inundaron las calles con señales hechas a mano que expresaron una amplia gama de opiniones políticas.
Es importante destacar que la manifestación más grande no fue la de DC sino la de Los Ángeles, con más de 750.000 participantes, en su mayoría familias de clase trabajadora latina. Denver, Chicago, Nueva York y Boston tenían más de 200.000, y Oakland, San Francisco, Seattle, Portland y Filadelfia alrededor de 100.000. Un total de 408 marchas de mujeres fueron realizadas en los Estados Unidos, incluso en las ciudades más pequeñas.

Las tareas de los socialistas
Una de las mayores contradicciones de la marcha de las mujeres fue aquella entre su liderazgo pro-liberal y la confusión y diversidad de opiniones políticas expresadas en la multitud. Por eso, es muy importante para nosotros en la izquierda, que creemos en la política independiente, que queremos construir un partido para los trabajadores, las familias de inmigrantes y todas las comunidades oprimidas en los Estados Unidos, que organicemos contingentes separados en las futuras manifestaciones de masas.
Queremos unirnos en acciones contra la administración Trump con todos: liberales, abstencionistas, indocumentados que no votaron, incluso con aquellos que votaron por Trump y ahora están sorprendidos de que él esté atacando sus propios derechos. Pero las acciones masivas no serán suficientes.
¡Necesitamos construir grupos de base de resistencia de clase ahora, y también nuestras organizaciones socialistas revolucionarias, como la Voz de los Trabajadores, que se pone al servicio de una lucha colectiva, democrática e independiente de la clase obrera!

Leer más en LIT-CI.org

A %d blogueros les gusta esto: